¿Crees en la magia en Amazon?

Amazon y los autores “indie”

Amazon es, sin lugar a dudas, uno de los mercados de la cultura y espectáculo más crecientes en este momento. Si buscas películas, música o libros, es casi seguro que lo encontrarás en Amazon, y probablemente en una gran variedad de formatos.

¿Esto es bueno? Pues, como casi todo en la vida, tiene su parte positiva y su parte negativa. Pero no pretendo adentrarme en los oscuros pasillos del gigante americano, solamente quiero explicar el porqué de publicar mi novela en Amazon. Y este porqué es altamente sencillo. Una de las principales preocupaciones a la hora de publicar una novela es cómo hacerla llegar a los lectores. Esto es lo que ha llevado a la industria del libro a fabricar eReaders cada vez más potentes, pues la comodidad de adquirir un libro desde casa y llevarlo junto con media biblioteca en el bolso o la mochila, es sin duda un gran progreso.

Amazon viene a solucionar el tremendo problema de la distribución, sobre todo si nos atenemos a lo que ellos han dado en llamar “autores indie”. Los autores indie somos (ahora me incluyo en la etiqueta) los que cansados de la indiferencia del panorama editorial, que se encuentra hastiado entre el miedo a innovar y apostar y la necesidad de cubrir los gastos necesarios para la supervivencia, hemos decidido publicar nuestras creaciones de forma “independiente”. Esto conlleva que todos los procesos editoriales como son la revisión, corrección, maquetación, diseño de portada, promoción… corren por nuestra cuenta.

Amazon pone a nuestra disposición su plataforma KDP (Kindle Direct Publishing) que permite de una forma muy sencilla “subir” una novela o relato y ponerla a la venta. Para ellos es un gran negocio, qué duda cabe, al cobrar siempre una comisión por cada venta y ganar nuevos adeptos al negocio. Para el escritor es una ventana al mundo, la posibilidad de vender su novela en el otro lado del planeta sin mayor problema… ¿sin mayor problema? Lejos de convertirse en un Salón de los Rechazados impresionista, KDP publica todo tipo de obras sin pasar ningún filtro, por lo que esa ventana al mundo en realidad está atestada de propuestas, unas válidas y otras no tanto. ¿Cómo discernir una cosa de la otra?

A eso nos enfrentamos los autores, a diferenciarnos ya sea con la portada, la sinopsis o la promoción que seamos capaces de hacer por nuestra cuenta aquí o allá. Porque ya el contenido parece carecer de importancia ante el lector desconocido… desde el autor aún más desconocido (gran error). Si la distribución era el gran problema, con Amazon esa problemática se ha trasladado a dónde realmente debió estar siempre: vender tu propia creación (desde el punto de vista editorial, no del escritor, obviamente).

Tenemos otra ventaja los autores independientes, no tenemos que pagar transportes, distribuidores, maquetadores, diseñadores… (aquí volvemos a la doble perspectiva de las cosas, ¿se acabarán estas profesiones? Espero y deseo que no, son casi tan importantes como los escritores), por lo que podemos ofrecer un precio más competitivo. Mi tercera novela “¿Crees en la Magia?” se vende en Amazon a 3 € para Kindle y 12 € en papel… y puedo asegurar que aún así gano algo más que si los vendiese a través de una editorial (no mucho ;-))

Centrándome en esta novela, parece no ser muy buena idea publicar en pleno mes de julio, pero los autores indie somos así de atrevidos… o más bien nos dejamos llevar por una estrategia claramente orientada a mantener ventas en verano por parte de Amazon: “I Concurso de Autores Indie”, que la empresa americana ha convocado en España junto con El Mundo a través de la editorial del mismo grupo La Esfera de los Libros. Las novelas que mejores ventas y valoraciones alcancen durante los meses de julio y agosto serán las finalistas del concurso, cuyo premio es… ¡Dejar de ser autor indie! Es curioso que defiendan un tipo de negocio para llevarte a otro, pero supongo que así está montado esto. Y es que, en un 90 % de los casos, ser autor indie conlleva demasiados quebraderos de cabeza, demasiado trabajo y expedir cheques en blanco de forma continua. Así que debe ser mucho mejor vender tu cuota de independencia y dedicarte solo a escribir, y es que… ¿Quién dijo que el infierno solo oliera a azufre?

“¿Crees en la magia?” y Amazon

Más allá de concursos, etiquetas consumistas para ubicarnos dentro del espacio cultural y demás cuestiones filosóficas, espero que “¿Crees en la Magia?” os guste y, aún más, os cambie de algún modo la vida. Es una novela escrita desde el corazón y que pretende llegar también a tu corazón de lector, a tus sueños de infancia, las ilusiones que te hacen seguir adelante día tras día… esas verdades etéreas que todos llevamos dentro de nosotros y que son las que nos hacen ver y sentir la realidad tal cual es… nuestra propia realidad. Solo creyendo en la magia podemos alcanzar nuestros sueños… pero ten cuidado con los que deseas, corres el riesgo de que tus sueños se hagan realidad…

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario